Con la tecnología de Blogger.

Social Icons

Seguir a eloymartinezcue en Twitter Seguir a iniciaBlog en Facebook Seguir a Información Oncológicaen RSS Seguir a Eloy Martinez en YouTube Mi Ping en TotalPing.com

Popular Posts

Followers

viernes, 25 de marzo de 2011

Osteoporosis masculina



Osteoporosis masculina. El tabaco y el alcohol son hábitos que producen una disminución progresiva de la masa ósea.

Conferencia de Lluís Pérez Edo, jefe de sección de Metabolismo Óseo del servicio de Reumatología de los hospitales del Mar y de la Esperanza de Barcelona.

image

- El tabaco y el alcohol interfieren en el metabolismo de las células óseas encargadas de la formación de hueso (osteoblastos). El tabaco, además, provoca una pérdida excesiva por vía urinaria del calcio.

- El 50% de los casos de osteoporosis masculina son causados por el proceso normal de envejecimiento, mientras que el 50% restante tiene su origen en causas secundarias como el tratamiento con corticoides empleado en diversas enfermedades -como las artritis y enfermedades pulmonares-, las enfermedades hepáticas secundarias, enfermedades renales e hipogonadismos de distinto origen.

- Una exposición al sol insuficiente (menos de 20 minutos al día) y prolongada, y el sedentarismo, provocan una perdida de hueso y una mineralización insuficiente del hueso, lo que lleva a padecer fragilidad ósea. La actividad física contra resistencia es necesaria para la salud ósea. Los astronautas son candidatos a padecer osteoporosis por el tiempo acumulado en sus misiones con ingravidez.

- Las personas mayores varones, al igual que en las mujeres que sufran una fractura ósea por un traumatismo leve deben plantearse la posibilidad de que tengan osteoporosis.

Bilbao, marzo de 2011.- Las causas de la osteoporosis masculina se reparten a partes iguales entre las que tienen su origen en el proceso normal de pérdida de las hormonas sexuales (testosterona) propio del envejecimiento y las que tiene que ver con causas externas o secundarias. Entre estas últimas, “destacan por su relevancia las originadas por enfermedades que requieren tratamiento con corticoides, enfermedades hepáticas, renales, hipogonadismos y por el consumo de alcohol y tabaco.

Según ha puesto de manifiesto Lluís Pérez Edo, jefe de sección de Metabolismo Óseo del servicio de Reumatología de los hospitales del Mar y de la Esperanza de Barcelona con motivo de la conferencia ‘La osteoporosis masculina también existe’,  “el tabaco y el alcohol son hábitos tóxicos que producen una disminución progresiva de la masa ósea (cantidad del contenido óseo del esqueleto)”. En concreto, “el alcohol interviene en el metabolismo de las células que componen los huesos –los osteoblastos- de manera que provocan una disminución de la cantidad y calidad del tejido óseo”.

Asimismo, “el tabaco también influye negativamente en el funcionamiento de los osteoblastos, disminuyendo su actividad formadora de hueso. Además, el tabaco provoca igualmente una secreción urinaria del calcio aumentada, lo que perjudica por un doble mecanismo la fortaleza de los huesos del varón”.

El experto ha puesto de relieve la necesidad de vigilar desde la atención primaria la posibilidad de que varones “con factores de riesgo evidentes como los originados por el consumo de corticoides, antecedentes familiares de fracturas óseas, carencias crónicas de calcio en la dieta, y existencia de hábitos como el tabaquismo o alcoholismo, puedan padecer osteoporosis masculina”.

También ha puntualizado que “todas las personas mayores varones que sufran una fractura ósea por un traumatismo leve deben plantearse la posibilidad de que tengan osteoporosis y exponerlo a sus médicos, al igual que sucede con las mujeres”.

Sol, vitamina D y sedentarismo.

Otros aspectos relevantes que Lluís Pérez Edo ha señalado esta mañana en la conferencia celebrada ante los alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU) –como preámbulo a la conferencia vespertina en la biblioteca Bidebarrieta-, es la importancia de “mantener una adecuada exposición solar de unos 20 minutos al día prácticamente a diario para realizar la síntesis de la vitamina D cutánea necesaria para la mineralización ósea”.

Igualmente, ha recordado que “el sedentarismo provoca que la formación de nuevo hueso reduzca su calidad y cantidad y aumente el riesgo de osteoporosis”. Este fenómeno “es el mismo que sufren los astronautas en misiones en las que no hay gravedad y en las que acaba apareciendo esta patología”.

La osteoporosis masculina es diferente a la femenina.

La conferencia de Lluís Pérez Edo -que se enmarca dentro del ciclo Encuentros con la Salud- abordará también las diferencias entre la osteoporosis femenina y la masculina: “en el caso de las mujeres, la osteoporosis surge porque se destruye tejido óseo con mucha celeridad. Sin embargo, en el caso de los hombres, lo que ocurre es que la formación de nuevo hueso se ralentiza”. Estas diferencias se explican por el acusado cambio hormonal que experimentan las mujeres al llegar la menopausia, cambio que, en el caso de los hombres, “es mucho más suave y paulatino, por lo que sus efectos no aparecen tan rápidamente”.

Otras causas secundarias de osteoporosis masculina.

El jefe de sección de Metabolismo Óseo del servicio de Reumatología de los hospitales del Mar y de la Esperanza de Barcelona ha señalado como otras causas de osteoporosis masculina otras patologías adquiridas como “la anorexia nerviosa” y de tipo genético como la osteogénesis imperfecta, el síndrome de Marfan y otras entidades que afectan al tejido conectivo y, por ende, al sistema esquelético”.

Encuentros con la Salud es una iniciativa organizada de forma conjunta por la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, la facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea y la agencia especializada Docor Comunicación.

Vía: http://www.noticiasmedicas.es

0 comentarios :

Wibiya Widget