Con la tecnología de Blogger.

Social Icons

Seguir a eloymartinezcue en Twitter Seguir a iniciaBlog en Facebook Seguir a Información Oncológicaen RSS Seguir a Eloy Martinez en YouTube Mi Ping en TotalPing.com

Popular Posts

Followers

miércoles, 28 de abril de 2010

Artrosis, la gran enemiga de la menopausia.

Artrosis, la gran enemiga de la menopausia.


- A partir de la menopausia, las mujeres sufren el doble que los hombres dolencias artrósicas y la rodilla se sitúa como la localización más afectada.

- Los dolores articulares y artrosis en la etapa menopáusica fueron el asunto de la conferencia de la Dra. Elena Ruiz, ginecóloga del CAP Antoni Creus de Terrassa y perteneciente al Institut Català de la Salut, celebrada en el marco del I Salón de la Menopausia “ella y el abanico” de Barcelona.

- Carniceras, peluqueras, modistas, secretarias y corredoras de fondo entre las profesiones más castigadas por el desgaste articular. Asimismo, el tecleo sin pausa del ordenador produce sobrecargas articulares que llevan a la artrosis de mano.

- La artrosis abandonada a su libre evolución puede resultar grave, teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad invalidante.


España, abril de 2010.- Entre los siete millones de españoles que sufren problemas de artrosis debe destacarse el alto porcentaje de mujeres menopáusicas con alteraciones articulares, si atendemos a los resultados del estudio de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). Según dicho estudio, basado en una muestra de 1.600 mujeres de toda España, el 80% de las mujeres con menopausia sufre algún dolor articular, y de éstas, el 50% lo reconoce como intenso-insoportable.

A estos datos hay que añadir el hecho de que en los últimos años se ha disparado el porcentaje de visitas que reciben los ginecólogos de pacientes con dolores relacionados con la artrosis. De ahí que las principales asociaciones de ginecología llevan tiempo estudiando cómo abordar, diagnosticar y tratar estas patologías osteoarticulares. Prueba de la dedicación de la ginecología a las dolencias osteoarticulares, fue la conferencia “Los dolores articulares y artrosis en la etapa menopáusica”, a cargo de la Dra. Elena Ruiz, en el marco del I Salón de la Menopausia “ella y el abanico”, celebrado este mes de abril en Barcelona. Estas jornadas reunieron a especialistas y profesionales de diferentes disciplinas con el fin de abordar la menopausia desde todos sus aspectos sanitarios.

Tal y como explicó la ginecóloga del CAP Antoni Creus de Terrassa, “el descenso de hormonas como son los estrógenos” son una de las causas del alta prevalencia de la enfermedad entre las mujeres menopáusicas. “Las localizaciones más afectadas son las manos, las rodillas, las caderas y la columna vertebral”, aunque “la disminución de estrógeno afecta principalmente a la rodilla”, según expuso la Dra. Ruiz con el siguiente gráfico:

La artrosis es una enfermedad invalidante, que afecta en mayor número a mujeres que a hombres y cuya prevalencia se intensifica con la edad. De hecho, explicó la Dra. Ruiz, “la artrosis afecta a más del 80% de la población mayor de 80 años”. El mayor ascenso de la artrosis entre las mujeres se produce a partir de los 45 años, cuando su aumento es imparable y llega a doblar los casos masculinos:

“Entre las causas que desencadenan la artrosis, a las que hay que sumar componentes genéticos, de edad, antecedentes de traumatismo o enfermedades articulares previas, se encuentran aquellas profesiones expuestas a un uso articular excesivo”. “Carniceras, peluqueras, modistas, secretarias y corredoras de fondo destacan por el sobreesfuerzo y la sobrecarga de las articulaciones”, siguió la Dra. Ruiz. También el ejercicio repetitivo del tecleo del ordenador sin pausa puede llevar a la artrosis. A juicio de la Dra. Ruiz, “los casos de artrosis producidos por una sobreesfuerzo de las articulaciones en el ordenador aumentarán en los próximos años”. Por ello la doctora recomendó hacer pausas para evitar el desgaste articular.

Principales síntomas:

Teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad invalidante, abandonar la artrosis a su libre evolución puede resultar grave. Si se perciben alguno de los siguientes síntomas es importante consultar con el médico:

1. Dolor provocado por el movimiento y que mejora con reposo

2. Rigidez matutina o tras sedestación prolongada

3. Limitación de la movilidad

4. Impotencia funcional

5. Tumefacción o hinchazón

6. Sensación de roce o crujido

Algunos trucos:

La mejor manera para liberar la presión sobre las articulaciones, rodillas, caderas o columna vertebral es perder peso. Es recomendable seguir una buena dieta. Y, además, en el día a día existen algunos trucos que ayudan a prevenir la aparición de la enfermedad y/o mitigar sus dolores. Hay que tener en cuenta que la artrosis interfiere en la calidad de vida debido al dolor y la pérdida de movilidad:

- En la artrosis de mano:

- Levantar los objetos con las dos palmas de la mano
- Evitar actividades repetitivas
- Utilizar utensilios livianos
- Evitar agua fría en la limpieza de la vajilla (preferible usar guantes)
- Bañar las manos en una palangana de agua caliente o parafina
- Friccionarse los dedos con aceite de romero o cacahuete
- Masajes en las articulaciones, cataplasma con arcilla.

- En cadera, rodilla y pie:

- Evitar estar de pie prolongadamente
- Conviene usar zapatos cómodos con tacones bajos
- Dormir en cama dura
- No subir, ni bajar escaleras
- Utilizar sillas altas
- Sentarse para planchar o ciertas actividades en la cocina
- El uso del bastón es aconsejable en periodos de dolor
- No arrodillarse o encuclillarse
- Evite coger peso, use utensilios que alivien el peso (trolley, carrito de compra, etc….)

El tratamiento: Condroitín Sulfato.

El abordaje de la artrosis es el mismo desde hace 30 años: se ha quedado estancado pese a los efectos adversos que provocan los antiinflamatorios y no ha evolucionado de forma paralela a otras patologías. Esta situación ha llevado a los pacientes artrósicos a pedir un tratamiento que combine un analgésico y un fármaco condroprotector (protector del cartílago).

Este tratamiento combinado es el que el reumatólogo ya prescribe en un 85% de los casos, siguiendo las pautas de las principales sociedades científicas (Sociedad Española de Reumatología –SER-, Liga Europea de Reumatología –EULAR- y Sociedad Internacional de Investigación de la artrosis –OARSI-).

“El condroitín sulfato es un medicamento que ha demostrado eficacia y seguridad cuando existe una o más de una articulación afectada de artrosis (rodilla, manos, cadera)”, aseguró la Dra. Ruiz, quien pasó a exponer los beneficios del condroitín sulfato: “disminuye el dolor y mejora la movilidad; reduce la necesidad de analgésicos y antiinflamatorios; controla la progresión de la artrosis; no tiene efectos secundarios y puede tomarse durante largos periodos de tiempo”.

Fuente: Noticias Médicas.es

0 comentarios :

Wibiya Widget