Con la tecnología de Blogger.

Social Icons

Seguir a eloymartinezcue en Twitter Seguir a iniciaBlog en Facebook Seguir a Información Oncológicaen RSS Seguir a Eloy Martinez en YouTube Mi Ping en TotalPing.com

Popular Posts

Followers

miércoles, 2 de junio de 2010

Los politraumatismos son la principal causa de pérdida potencial de años de vida en los países desarrollados.


Más de cien expertos participaron en el Curso “Fundamentos en la valoración inicial del trauma grave”. 


- El tiempo es un factor crítico en la atención inicial al paciente politraumático

- La asistencia coordinada y multidisciplinar resulta clave para reducir el tiempo en el que los pacientes son atendidos, mejorar su abordaje y resultados

- La causa más frecuente de trauma grave son los accidentes de tráfico (70%) seguida por los laborales (15%)

- La principal causa de muerte infantil en España son los traumatismos craneoencefálicos


Santander, junio de 2010.- El trauma grave es una causa frecuente de muerte entre la población joven. Además, los datos reflejan que cada día, entre tres y cuatro personas sufren una lesión medular como consecuencia de un accidente.

Los accidentes de tráfico encabezan la lista de los agentes causales, representando aproximadamente un 70%, a los que les siguen los laborales, que suponen el 15%.

La mortalidad de los traumatismos por accidentes de tráfico ha experimentado una disminución significativa en los últimos años, como consecuencia de las políticas de prevención y seguridad vial emprendidas, así como las mejoras asistenciales. Sin embargo, todavía hay mucho camino por recorrer para reducir no sólo la mortalidad sino las secuelas físicas y psíquicas del afectado.

Con el objetivo de realizar una puesta al día en este campo, se ha realizado en Santander el curso ‘Fundamentos en la Valoración Inicial del Trauma Grave’, con la colaboración de la compañía biomédica Pfizer.

Avalado por la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT), está acreditado por la Comisión de Formación Continuada con 6,1 créditos y coordinado por los doctores Francisco Javier Burón, adjunto del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario de Valdecilla de Santander (HUMV); Michel Fakkas, del Servicio de Traumatología y Ortopedia de HUMV; y el doctor Antonio Quesada, Jefe de Sección de la Unidad de Politraumatizados de HUMV.

Consta de dos módulos: uno online de 20 horas y otro presencial de 10 horas, en los que se tratan los aspectos epidemiológicos y preventivos en trauma grave, las habilidades técnicas y no técnicas en su manejo, el rol del traumatólogo en su abordaje y las indicaciones de pruebas complementarias mediante radiodiagnóstico.

Asimismo, durante el curso se desarrollan sesiones teórico-prácticas interactivas y video-asistidas, talleres prácticos con maniquíes y material específico, así como simulación de casos clínicos con simuladores de paciente a escala real de última generación y actores, que permitirán un análisis y discusión de los protocolos más adecuados a seguir en cada caso.

La parte presencial del curso se celebró los días 27 y 28 de mayo en el Aula de Simulación Clínica de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Cantabria en Santander.

Las jornadas responden a una serie de objetivos que persiguen mejorar la valoración inicial de un trauma grave y su asistencia, implementar la fidelización a los protocolos de atención al trauma grave, destacar la importancia del coordinador asistencial y del trabajo en equipo, señalar el papel del traumatólogo y equipos quirúrgicos en la asistencia, así como mejorar la comunicación y coordinación asistencial de los profesionales.

Un equipo multidisciplinar es clave para una correcta asistencia

La atención asistencial de un paciente politraumatizado requiere de un equipo multidisciplinar coordinado por un especialista en soporte vital avanzado, que demande la concurrencia de los servicios de apoyo, y que incluye no sólo al de hospital, sino también al equipo de emergencias extrahospitalario de las UCI móviles. “Una buena comunicación entre el equipo asistencial y el coordinador es esencial para contribuir a que éste tome las decisiones más adecuadas y priorice correctamente las tareas. Es totalmente necesario que fluya la información entre todos los profesionales implicados, de este modo se logrará reducir el tiempo que se tarda en prestar atención al paciente y se reducirá el riesgo de complicaciones”, asegura el doctor Antonio Quesada.

Respecto al papel del traumatólogo, resulta fundamental puesto que la mayoría de pacientes politraumatizados requieren estabilización de las fracturas y/o cirugía, sobre todo en los pacientes con fracturas que comprometen la vida del paciente como la fractura exanguinante de la pelvis o con fracturas complejas, múltiples o multifocales de huesos largos (fémur) que pueden ocasionar hemorragias importantes si no se estabilizan de inmediato.

Principal causa de mayor pérdida potencial de años de vida

Los jóvenes y, especialmente los varones entre 15 y 34 años, son el principal grupo de riesgo, ya que como comenta el doctor Quesada, suelen ser las personas que se exponen con mayor frecuencia al trauma, al realizar más prácticas de riesgo.

“Esta prevalencia mayor en jóvenes explica el hecho de que el trauma es el cuadro con mayor pérdida potencial de años de vida, en comparación con otras enfermedades de elevada mortalidad como las cardiovasculares o neoplásicas que afectan más a las personas de más edad”, señala este mismo especialista.

Asimismo, los niños y los ancianos constituyen también un importante grupo de riesgo afectado por esta patología. “De hecho, el trauma grave y particularmente el traumatismo craneoencefálico, es la principal causa de muerte infantil en nuestro país. Los traumatismos en ancianos también van en aumento, ya que las personas mayores cada vez tienen una vida mas activa, realizan más prácticas de riesgo y tienen una tolerancia menor que el joven a la agresión traumática. En este sentido son necesarios más esfuerzos informativos y educativos en estos grupos para minimizar en lo posible el problema”, subraya el doctor Quesada.

Pfizer, “Trabajando juntos por un mundo más sano”

Fundada en 1849, Pfizer es la mayor compañía biomédica que impulsa nuevas iniciativas en favor de la salud. En Pfizer, descubrimos, desarrollamos y ponemos a disposición de los pacientes y de los profesionales sanitarios medicamentos eficaces, seguros y de calidad, para tratar y ayudar a prevenir enfermedades, de personas y de animales. También, trabajamos junto a los profesionales y las autoridades sanitarias para garantizar el acceso a nuestras medicinas, y para ofrecer mejor asistencia sanitaria y apoyo a los sistemas de salud. En Pfizer, todos los colaboradores trabajamos cada día para ayudar a las personas a tener una vida más sana y a disfrutar de mayor calidad de vida. 


Fuente: 

0 comentarios :

Wibiya Widget