Con la tecnología de Blogger.

Social Icons

Seguir a eloymartinezcue en Twitter Seguir a iniciaBlog en Facebook Seguir a Información Oncológicaen RSS Seguir a Eloy Martinez en YouTube Mi Ping en TotalPing.com

Popular Posts

Followers

martes, 15 de junio de 2010

Traumatología - Patologías Cervicales

Última actualización de la noticia: 15/06/2010
Patologías Cervicales
Patologías Cervicales
La columna cervical es una parte de nuestro cuerpo que movemos constantemente. De hecho, y para ser más concretos, movemos la columna cervical una media de 600 veces a la hora. Cada gesto que hacemos en nuestra vida cotidiana, como por ejemplo conducir, pasa por un movimiento cervical. El doctor Luis Aguilar, traumatólogo y cirujano ortopeda del Centro Médico Teknon de Barcelona, explica como afectan y qué solución tienen las patologías cervicales.

Puntos Débiles de la Columna Cervical

Como apuntábamos, la columna cervical es una parte de nuestro cuerpo que movemos en todo momento. Por eso padecer una patología relacionada con esta parte del cuerpo puede ser muy molesto ya que es una zona que no podemos evitar mover. Los segmentos C4, C5 y C6 representan la zona móvil de la columna cervical y son las partes donde recaen la mayoría de dolores y molestias.  

Síntomas y Consecuencias Derivadas de un Problema Cervical

Algunas personas, cuando sufren problemas cervicales, presentan mareos que suelen asociarse también a estrés y situaciones de tensión. Cuando un problema de cervicales dura mucho tiempo y no se logra rebajar la tensión ni el dolor con ninguna medicación, se puede producir una alteración neurológica que afecte a diversas zonas del cuerpo. Los brazos presentan dolor y se duermen, pierden fuerza, y el paciente puede detectar dificultad para caminar. La pérdida de sensibilidad puede extenderse a las manos por un hecho de compresión de lo que está dentro de la columna cervical.  Cuando las alteraciones empiezan a hacer mella en todo el cuerpo podemos decir que el paciente entra en una fase de patología grave de la columna cervical que se llama mielopatía cervical.  

Mielopatía Cervical

Una mielopatía cervical es una lesión de la médula a nivel cervical debida a un estrechamiento del canal por donde pasa la médula como consecuencia de cambios artrósicos o degenerativos alrededor de ella. Normalmente se produce entre los segmentos C4 y C7, y se convierte en un problema serio cuando empieza a provocar lesiones neurológicas. No se sabe hasta donde puede llegar su afectación por lo que los tratamientos acostumbran a darse de inmediato. Lo cierto es que hay muchas personas que sufren una mielopatía cervical y no están correctamente diagnosticadas.  

Signos de una Mielopatía

Los signos que caracterizan una mielopatía cervical son bastante evidentes: hormigueo en brazos y piernas, sensación de pérdida de control de los esfínteres, pérdida de fuerza, dificultad para caminar y para hacer pequeños gestos, agarrotamiento de las manos...Una exploración neurológica afinará mejor el diagnóstico gracias a la observación de una serie de signos que muestran claramente lo que puede ser.  

Cirugía

La cirugía debe ser el tratamiento de elección en una mielopatía cervical. Lo cierto es que hay varias posibilidades: con instrumentalización o sin ella, por delante o por detrás... Normalmente la vía de elección es accediendo por delante a través de la zona anterior del cuello, una forma de intervenir bastante anatómica. Lo cierto es que hay varias técnicas pero en cualquier caso lo que siempre se debe lograr es una descompresión de la zona y hacerle sitio a la médula comprimida. No hay que olvidar que hablamos de una zona sumamente delicada y que la cirugía conlleva unos riesgos. De todas formas el pronóstico es muy bueno, aunque sí que es cierto que cuando hay complicaciones éstas son muy graves porque se lesiona o bien la médula o bien sus estructuras.  

¿Y tras la Operación?

Una vez realizada la intervención el paciente experimenta una mejora inmediata ya que lo que se hace es fijar la zona de carga con lo que la médula no solo habrá quedado descomprimida sino que la zona afectada se fijará para que no progrese la enfermedad. Si no se pone freno a esta patología cervical la lesión irá en progresión y se convertirá cada vez en más invalidante.  

Cuándo Usar Collarín

El doctor Aguilar es de los especialistas que recomiendan usar cada vez menos el collarín en los casos de latigazo cervical. El collarín es un aparato de ayuda pero no se debe utilizar por costumbre porque muchas personas se hacen dependientes y eso no es bueno. Lo más importante es recuperar lo antes posible la función de la zona y usar los propios músculos, algo que el collarín no permite. 1 Ficheros de sonido (11:53 mins):

0 comentarios :

Wibiya Widget